Tratamientos para las hemorroides

No quirúrgico - Médico


Antibióticos y antimicóticos
Antinflamatorios y antiflojísticos
Cicatrizantes
Relajantes musculares y emolientes
Analgésicos-antiespasmódicos
Hemostáticos-antitrombóticos
Antialérgicos y antieczematosos-protectores piel
Régimen dietético
Laxante-fibra
Astringentes


No quirúrgico - Instrumental

Ningún tratamiento correctamente aplicado debe producir molestias.

Esclerosis: Consiste en la aplicación de un líquido de manera indolora en la submucosa. A partir de los 5-6 cm. del ano no existen terminaciones nerviosas sensitivas, por eso nunca se aplican en el músculo ni en la zona más baja (en la que están los esfínteres). Puede utilizarse en hemorroides de 1er. grado y se administran unas 5 o 6 por término medio. En las hemorroides de 2do. grado se puede probar la respuesta, en especial si el paciente es de constitución atlética. Debe utilizarse cuando las hemorroides son de 3er. o 4to. grado, como primera fase del tratamiento que después será quirúrgico.

Infrarrojos: Mediante un aparato emisor de rayos infrarrojos, se provoca una coagulación controlada, como una quemadura superficial sobre la mucosa, así se consigue (al igual que en el tratamiento esclerosante) que la mucosa y submucosa se fijen sobre la capa muscular.

Ligadura elástica (banda elástica): Aplicando en la base hemorroidal "anillas" de goma, se estrangulan las hemorroides (de 1er. y 2do. grado).

Ultroid-Bicap: Aparatos que actúan mediante corriente unipolar o bipolar. Efectos parecidos a los infrarrojos, controlando la temperatura y la profundidad de su aplicación.

Diatermia: Tratamiento mediante calor que relaja la musculatura, evitando los espasmos y contracturas, solucionando as?? los problemas ocasionados por ello. No daña los tejidos.

Láser médico: Es un láser de reducida potencia. Se emplea como antiinflamatorio en casos de trombosis perianal y hemorroidal externa e interna, y como cicatrizante en los casos de rágades, fisuras, grietas por exceso de humedad, etc.


Quirúrgico

Ante todo decir que el sistema actual de operar NO debe ser doloroso, todo lo más, y es normal, molesto. No hay suturas (no se cose y por lo tanto no hay puntos que retirar o que se puedan infectar o intolerar), no hay desviación de los extremos de las heridas, debe cicatrizar dejando una cicatriz elástica y perfectamente funcional. No deben quedar estrecheces y menos aún incontinencias (como escape de gases, etc.). El resultado debe ser para siempre; tan solo recordar que hay que hacer revisiones periódicas para el perfecto mantenimiento de la intervención.

 

Instituto Proctológico de Barcelona © 2018   -   Todos los derechos reservados   -   Aviso legal   -   Politica de privacidad
XHTML . CSS   |   design by inSpirae desarrollo gráfico, S.L.

|  CONSULTORIO   |  MÉTODOS   |  PREGUNTAS Y RESPUESTAS   |  CÓMO LLEGAR   |